¿Qué es la Flipped Classroom?

Básicamente, y de manera muy general, te diría que el modelo de “clase invertida” (que así es como se ha traducido del nombre original en inglés) consiste en invertir el orden en que los alumnos trabajan y aprenden. En el modelo tradicional el profesor explica en clase y manda tareas de aplicación de los contenidos explicados para que el alumno las realice en su casa. El cambio que supone la flipped classroom o clase invertida es que los contenidos teóricos o explicaciones se hacen en casa, antes de la sesión de aula, mediante vídeos explicativos, lecturas, páginas webs…; el tiempo de clase se dedica, por tanto, a la realización de esas tareas que el profesor ha preparado con el objetivo de que el alumno ponga en práctica lo que ha aprendido de forma teórica.

En la web The Flipped Classroom encontrarás una explicación más detallada de este modelo. Además podras leer reflexiones y recursos que han escrito muchos profesores, entre los que me encuentro, que están aplicando este modelo en sus asignaturas. En la sección The Flipped Classroom Pablo Cuesta te anímo a leer los artículo que he publicado esa web y los comentes.

Comparando el modelo tradicional con el modelo Flipped Classroom

En el siguiente puedes ver una explicación general de las diferencias que hay entre el “modelo tradicional” y el “modelo flipped”.

¿Por qué merece la pena “flippear” tu clase?

En primer lugar, porque cuando utilizas esta metodología, tus clases se vuelven más amenas y participativas y, por tanto, tú y tus alumnos disfrutareis mucho más; ¿no es este un motivo suficiente? Pero hay muchas más razones para ello; aquí las tienes.

Ventajas de la Flipped Classroom

  • Promoverás la colaboración entre los estudiantes y la realización de ejercicios a distintos niveles de dominio
  • Conseguirás un entorno de aprendizaje mucho más centrado en cada alumno, que podrá (con tu ayuda) diseñarlo de una forma personalizada
  • Mediante la selección de vídeos ya creados (o bien creando los tuyos propios) podrás adelantar parte de los contenidos de aprendizaje
  • Disprondrás de más tiempo para atender a tus alumnos y así atender a sus diferencias individuales
  • Posibilitarás más flexibilidad para que cada alumno pueda trabajar a su propio ritmo o de manera colaborativa con sus comapñeros

¿Y qué opinan los alumnos?

Estas son las respuestas de algunos de mis alumnos:

Otras (muchas) razones para “invertir” tu clase

Si te animas a utilizar esta metodología en tus asignaturas comprobarás que (dado que ya no dedicas tanto tiempo a explicar los contenidos teóricos) tendrás el tiempo necesario durante tus clases para:

  • realizar actividades de tipo cooperativo
  • trabajar mediante actividades que desarrollen las inteligencias múltiples de tus alumnos
  • desarrollar proyectos, ABP, retos…
  • atender a la diversidad de tu alumnado
  • resolver a tus alumnos las dudas de una manera “personalizada”
  • ¡¡y todo aquello que te apetezca trabajar o hacer con tus alumnos en tu asignatura!!

Como has visto, merece la pena “invertir” tus clases. Y no, no es tan difícil como piensas o como dicen algunos.

¡Decídete! Fórmate en Flipped Classroom, yo te voy a ayudar desde mi experiencia a que tus clases sean tan innovadoras como siempre habías soñado.