Construyendo ecosistemas en el laboratorio
5 (100%) 3 votes

Cuando enseñas una asignatura de “ciencias”, una de las cosas que más les gusta a los alumnos es hacer prácticas en el laboratorio. Es lógico, y la neurociencia lo confirma: es mucho más motivador, eficaz y entretenido cuando se “aprende haciendo”

En esta ocasión, nos hemos ido al laboratorio a construir mesocosmos dentro de botellas; sí, suena raro, pero tiene sentido.

¿Qué pretendemos con esta actividad?

El objetivo de este experimento es que los alumnos piensen (tras el estudio de los contenidos teóricos del tema de Ecología) qué elementos debería tener un ecosistema para que fuese autosostenible.

Lo sorprendente es que, si lo diseñan bien, el ecosistema que construirán puede vivir “indefinidamente”; bueno, seguro que no es inmortal, pero yo tengo en mi laboratorio mesocosmos cerrados que ya llevan vivos 3 cursos escolares…

En este breve vídeo puedes ver todo el proceso de contrucción del ecosistema; pero a continuación de contaré algunos aspectos interesantes de este experimento.

Proceso de construcción del ecosisterma

¿Qué pasos tenemos que hacer para llevarlo a cabo?

Cada alumno recibe un guión de trabajo (también llamado protocolo de la práctica) en el que tiene todas las indicaciones necesarias para la actividad.

La actividad se desarrolla con los siguientes pasos:

  1. En primer lugar, deben leer e investigar un poco qué es eso de un ecosistema sostenible; para ello les doy varias direcciones web.
  2. Después de leer toda la información, comentan con sus compañeros unas preguntas que les invitan a reflexionar antes de crear un mesocosmos terrestre.
  3. ANTES de construir los mesocosmos el alumno debe realizar varias tareas: pensar variables son las que quiere estudiar, qué material necesita (y en qué cantidad) para construirlo…
  4. Por último, han de pensar en los aspectos que se refieren más al “método científico”: qué resultados esperan obtener en el experimento, cómo van a tomar los datos, cómo los van a representar, qué aspectos se podrían mejorar…

En ESTE ENLACE te dejo el guión de la práctica por si lo quieres usar o adaptar a tus alumnos; este que te muestro es para alumnos de 1º de Bachillerato.

¿Por qué merece la pena hacer este experimento?

Un aspecto muy educativo de esta actividad práctica es que el ecosistema estará ahí durante muchas semanas; esto va a permitir a los alumnos trabajar la observación diaria (como si fueran auténticos científicos) para ver cómo va desarrollándose el ecosistema. Además, al ver cómo va evolucionando el ecosistema podrán ir dándose cuenta de algunos errores que es posible que hayan cometido; esto les posibilitará desarrollar una de las Competencias Básicas: aprender a aprender.

Una variante, es hacer un ecosistema acuático, con sus pececillos y todo. Mi experiencia es que no suelen durar más de un mes… Por ello, yo me decanto por construir ecosistemas terrestres.

Lo más útil de esta actividad es que es válida para todas las edades, pues el profesor puede variarla para “complicarla” más o menos en función de los destinatarios.

¿Te animas a probarla? A tus alumnos les encantará, no lo dudes.

2 Comments

  1. Rosi 20 abril, 2019 en 9:12 pm

    Es una actividad que puede ser además de motivadora muy educativa, gracias por compartirla. Intentaré probarla con mi alumnado cuando pueda.

    Reply
    1. Admin 21 abril, 2019 en 3:27 pm

      Me alegro que te haya gustado. Ya me contarás qué tal te va con ella.

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar un formulario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en próximos envíos. También se almacenan en nuestro servidor de correo en forma de email para poder dar una contestación a su consulta. Por ello debes de aceptar nuestra Política de Privacidad. Responsable de los datos: Father and Teacher. Finalidad: Dar respuesta a los comentarios del formulario y facilitar su uso. Legitimación: Tu consentimiento expreso al enviar el formulario. Destinatario: contacto@fatherandteacher.com. Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.

Cuando los visitantes dejan comentarios en la web, recopilamos los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como la dirección IP del visitante y la cadena de agentes de usuario del navegador para ayudar a la detección de spam. Una cadena anónima creada a partir de tu dirección de correo electrónico (también llamada hash) puede ser proporcionada al servicio de Gravatar para ver si la estás usando. La política de privacidad del servicio Gravatar está disponible aquí: https://automattic.com/privacy/. Después de la aprobación de tu comentario, la imagen de tu perfil es visible para el público en el contexto de su comentario.