Charlas activas: una manera de aprender más y mejor (3 de 3)
5 (100%) 5 votes

Esta serie de entradas sobre las charlas activas la comenzaba explicando qué son; en una segunda entrada, conté cómo lo llevaba a la práctica en una asignatura concreta. Por último, voy a mostrarte lo que han opinado mis alumnos de 2º de Bachillerato (jóvenes de 17 años).

Como una imagen vale más que mil palabras, en esta entrada habrá muchas imágenes y menos letra.

Lo que hice para evaluar la eficacia de estas charlas activas, fue enviar a mis alumnos un formulario de Google con preguntas referentes a los aspectos que me interesaba evaluar.

Como puedes ver en las imágenes que pongo a continuación, la valoración es bastante positiva.

Algunas de las CONCLUSIONES que yo he sacado tras leer sus respuestas son éstas:

  • He conseguido el objetivo que me proponía al principio: mostrarles “la caja del puzle”; pues el 82% dicen que estas charlas le ayudan a comprender de forma general los contenidos que luego van a estudiar con más profundidad (y ninguno responde que “no” a esta pregunta)
  • Es una técnica o metodología que aumenta el aprovechamiento que los alumnos suelen hacer de una exposición de contenidos del profesor.
  • Los alumnos están mucho más activos y participativos que en una exposición tradicional
  • Ellos dicen que el trabajo reflexivo por parejas no les ayuda a aprender demasiado (tendré que ver por qué, y cómo consigo esto…)
  • La oportunidad de comentar las respuestas y “pensar juntos” hace que aprendan de una manera más profunda y reflexiva
  • Esta manera de trabajar supone un aprendizaje significativo para el alumno, pues se hace consciente de lo que sabe, y construye nuevo conocimiento sobre el que ya posee
  • Bastantes alumnos vuelven a ver los vídeos tras la exposición en clase, lo cual me garantiza el repaso, la profundización, el hecho de que ellos tratan de resolver las dudas que les han quedado…

 

Por último, al final del formulario les puse una pregunta de respuesta abierta para que me dijeran qué aspectos creen que se pueden mejorar. Algunas de las cosas que me comentaron fueron:

  • Explicar más a fondo aquellos conceptos que lo requieran para que nos queden más claros a los alumnos, es decir, explicar un poco más todo, pero siguiendo con las clases “activas”
  • Creo que el método está bastante bien y que, por lo menos con biología, funciona. El único aspecto que veo mejorable es el tiempo, es decir, que después de acabar la unidad se volviese otra vez sobre las cosas, pero quizá no sea tanto problema del método y esto ocurra por que el curso exige este ritmo.
  • Desde mi punto de vista, en vez de resumir todos los conceptos importantes del tema en una charla de 15-20 min, dividirla en varias clases.
  • Alargar un poco la explicación cuando sea necesario, aunque se nos vaya el tiempo a más de 20 minutos, para que quede bien claro y podamos trabajar con más tranquilidad y confianza.
  • Si fuese yo el profesor aparte de incluir este tipo de sistema, después de la charla pondría un rato de debate en parejas, es decir, que se plante un problema y entre las 2 personas solucionarlo.

 

Como veis, todavía tengo margen de mejora; y hay algunas cosillas que tengo que “pulir”.

Venga, ¡anímate a probar esta metodología en tus clases! ¡Verás qué cambio se produce en tus alumnos!

Y si se te ocurre alguna manera de mejorar esta técnica, por favor, escribe un comentario en esta entrada aportando tus ideas, y así aprendemos entre todos.

2 Comments

  1. Pablo Guijarro 1 abril, 2018 en 12:03 pm

    Hola Pablo!
    Voy a estrenar tu web. Ya sabes que soy una persona inquieta y que tengo que luchar con la labor de formación a profesionales día a día, hecho que plantea varios retos. Al margen de las sugerencias de método para mis alumnos de corte más académico, sabes de algún libro o web que pueda consultar para profundizar en este método aplicado a la formación de gente que ya trabaja?

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar un formulario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en próximos envíos. También se almacenan en nuestro servidor de correo en forma de email para poder dar una contestación a su consulta. Por ello debes de aceptar nuestra Política de Privacidad. Responsable de los datos: Father and Teacher. Finalidad: Dar respuesta a los comentarios del formulario y facilitar su uso. Legitimación: Tu consentimiento expreso al enviar el formulario. Destinatario: contacto@fatherandteacher.com. Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.

Cuando los visitantes dejan comentarios en la web, recopilamos los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como la dirección IP del visitante y la cadena de agentes de usuario del navegador para ayudar a la detección de spam. Una cadena anónima creada a partir de tu dirección de correo electrónico (también llamada hash) puede ser proporcionada al servicio de Gravatar para ver si la estás usando. La política de privacidad del servicio Gravatar está disponible aquí: https://automattic.com/privacy/. Después de la aprobación de tu comentario, la imagen de tu perfil es visible para el público en el contexto de su comentario.