Aprendizaje cooperativo para diseñar el aparato circulatorio
5 (100%) 5 votes

“El aprendizaje cooperativo es mucho más que ponerlos a trabajar en grupo”

 

Una de las dificultades que me he encontrado cuando he puesto a mis alumnos a realizar una actividad cooperativa es la sensación de que, o bien pierden el tiempo o bien cada uno hace su tarea y luego “lo pegan” para entregar el trabajo final.

Leyendo el libro “Aprendizaje cooperativo en las aulas” (de Juan Carlos Torrego y Andrés Negro) descubrí algo que me ayudó a solucionar esta dificultad: crear una interdependencia positiva entre los miembros del grupo (PINCHA AQUÍ para ver este libro del que te hablo)

Antes de explicarte en qué consiste la interdependencia positiva y cómo la he introducido en una de mis asignaturas me gustaría comentarte brevemente algunas ideas previas que nos ayudarán a “centrarnos” sobre qué es y qué supone el aprendizaje cooperativo.

Como te conté en una entrada anterior, yo parto de la premisa de que el aprendizaje cooperativo merece (y mucho) la pena (PINCHA AQUÍ para leer esa entrada anterior sobre aprendizaje cooperativo)

 

¿Qué es y qué supone el aprendizaje cooperativo?

Toda actividad de aprendizaje tiene 2 elementos fundamentales: la interacción profesor-alumnado y el trabajo individual del alumno; sin ellos, es imposible el aprendizaje. Estoy seguro que estos dos elementos están presentes habitualmente en tu práctica docente. En el libro que te comenté se explica que, para pasar de una actividad de aprendizaje individualista o competitiva a una que sea cooperativa, se deben añadir a aquellos 2 elementos otros dos: la interacción alumno-alumno y el trabajo en equipo; pero sin quitar importancia a los dos elementos primeros, pues no se trata de sustituirlos, sino de “añadir algo más”

Un grupo de aprendizaje cooperativo es más que la suma de sus partes. Y, por ello, debe tener una serie de características definitorias:

  • Motiva a alcanzar algo más allá de sus logros individuales
  • El acento está puesto tanto en la responsabilidad grupal como en la individual
  • Sus miembros trabajan realmente juntos
  • Todos deben usar sus habilidades sociales durante el trabajo a realizar

La INTERDEPENDENCIA POSITIVA es la clave para el éxito del trabajo cooperativo

Según los autores del libro, “para superar el simple trabajo de grupo el profesor debe organizar las interacciones entre los miembros del equipo de forma que se favorezca, sobre todo, la interdependencia positiva y la responsabilidad individual

Según la Teoría de la interdependencia social (de los hermanos David y Roger Johnson) la interdependencia positiva favorece:

  • la responsabilidad individual y grupal
  • las interacciones necesarias para el éxito
  • todos aportan algo al grupo (y son necesarios)
  • se desarrollan las habilidades sociales necesarias para realizar la tarea encomendada.

En el libro se explica que por interdependencia positiva se entiende “la percepción por parte de los alumnos de que están vinculados entre sí de tal modo que, en el desarrollo de sus tareas de aprendizaje, ninguno puede tener éxito (en definitiva aprender) si no tienen éxito todos, y por ello mismo el aprendizaje eficaz de aquellos con los que coopero redunda también en mi aprendizaje y rendimiento”

Y es aquí donde está el quid de la cuestión: si diseñamos actividades cooperativas en la que el éxito dependa del trabajo individual de cada miembro del equipo… ¡la motivación del alumno y el éxito de la tarea están asegurados!

Un EJEMPLO CONCRETO de actividad cooperativa que favorece la interdependencia positiva de los miembros del equipo

A la hora de diseñar la actividad que te muestro a continuación he enfatizado este aspecto tan importante de la interdependencia positiva. ¿Quieres ver cómo lo he hecho? Ahora mismo te lo cuento.

La actividad cooperativa que les propuse a mis alumnos consiste en DISEÑAR UN SISTEMA para el cuerpo humano que realice las siguientes tareas:

  1. Conseguir oxígeno para el cuerpo y distribuirlo por todo él.
  2. Conseguir los nutrientes digeridos en el intestino delgado y distribuirlos por todo el cuerpo.
  3. Poseer una estructura que bombee y transporte el oxígeno y los nutrientes.

La manera cooperativa “tradicional” de realizar esta actividad sería pedirles que, entre todos, realizaran el diseño de este sistema de circulación. Pero ¿qué pasaría entonces?, pues que, seguramente, uno o dos alumnos harían la tarea mientras los otros miran, charlan, se entretienen, no aportan nada… Para evitar esto hemos de favorecer esa interdependencia positiva de la que tanto te he hablado. Para ello, es suficiente con diseñar la actividad teniéndola en cuenta.

Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. En primer lugar, los miembros del equipo deberán repartirse la tarea de investigación que realizarán de manera individual.
  2. A continuación, cada miembro del equipo debe buscar información y luego pensar cómo va a diseñar su parte de la investigación.
  3. Una vez que cada alumno ha trabajado y diseñado su parte, el grupo se reúne y tendrá que realizar 2 tareas:
    • Cada alumno explica a sus compañeros el diseño que ha realizado
    • Los compañeros, tras escucharle, aportan sugerencias y mejoras al diseño realizado por cada miembro del equipo
  4. Después de anotar las aportaciones de sus compañeros, cada alumno pensará las mejoras que puede introducir en el diseño de su parte.
  5. Y, por último, cada alumno debe dibujar, en su cuaderno, el sistema circulatorio diseñado entre todos los miembros del equipo

 

Si quieres ver el documento de trabajo que tiene cada alumno y en el que se explica con más detalle esta actividad y las tareas que tiene que realizar cada alumno y todo el equipo, PINCHA AQUÍ para descargártelo.

Espero que te haya sido útil esta idea de favorecer la interdependencia positiva en el grupo, y que te animes a ponerla en práctica. ¡Verás cómo mejora el aprendizaje cooperativo de tus alumnos!

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar un formulario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en próximos envíos. También se almacenan en nuestro servidor de correo en forma de email para poder dar una contestación a su consulta. Por ello debes de aceptar nuestra Política de Privacidad. Responsable de los datos: Father and Teacher. Finalidad: Dar respuesta a los comentarios del formulario y facilitar su uso. Legitimación: Tu consentimiento expreso al enviar el formulario. Destinatario: contacto@fatherandteacher.com. Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.

Cuando los visitantes dejan comentarios en la web, recopilamos los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como la dirección IP del visitante y la cadena de agentes de usuario del navegador para ayudar a la detección de spam. Una cadena anónima creada a partir de tu dirección de correo electrónico (también llamada hash) puede ser proporcionada al servicio de Gravatar para ver si la estás usando. La política de privacidad del servicio Gravatar está disponible aquí: https://automattic.com/privacy/. Después de la aprobación de tu comentario, la imagen de tu perfil es visible para el público en el contexto de su comentario.